ANSES es Seguridad Social, NO Caja Política Imprimir
Escrito por ANSES   
Viernes, 07 de Junio de 2013 17:48

Mientras los Jefes se peinan para la foto

Los Trabajadores somos los únicos que garantizamos

el buen funcionamiento de ANSES

 

2013-06-06-965
2013-06-06-966
2013-06-06-967
2013-06-06-968
2013-06-06-969
2013-06-06-970
2013-06-06-971
2013-06-06-972
afiche_ansesl30
afiche_anseslucha
DSC02681
DSC02682
DSC02683
DSC02684
DSC02685
DSC02687
DSC02688
DSC02689
DSC02690
DSC02691
DSC02692
DSC02693
DSC02694
DSC02695
DSC02696
DSC02697
DSC02699
DSC02700
DSC02701
DSC02702
DSC02703
DSC02704
DSC02705
DSC02706
DSC02707
DSC02708
DSC02709
DSC02710
DSC02711
DSC02712
DSC02713
DSC02714
DSC02715

 

Los trabajadores de ANSES, venimos atravesando condiciones de trabajo que no se relacionan en forma coherente con el organismo insignia de un proyecto nacional y popular.

 

Es por ello, que desde 2011, cuando torcimos el brazo patronal logrando que no se imponga un adicional por presentismo, que no se abonaba si se producía cualquier tipo de ausentismo, incluso aquel generado por problemas de salud, dado que desde ATE decimos que los trabajadores no debemos cambiar salud por dinero; esta patronal se ha visto en la necesidad de perfeccionar su metodología de control, persecución y presión laboral.

 

De esta manera, comenzó con modificar el área de reconocimientos médicos (aún terciarizada) transformándola en un mero control de ausentismo que no pone el foco debidamente en la prevención como herramienta de solución de múltiples problemas derivados de la falta de condiciones de trabajo.

 

No contentos con ello, pergeñaron a fines de 2012 un Reglamento de Personal abusivo y que en todo momento parte de la mala fe del trabajador (trabajador que falta es mal laburante), en el que no sólo se incluye capítulos como el de reconocimientos médicos con la dinámica antes mencionada, si no que abunda en una serie de artículos sancionatorios, persecutorios e incluso violatorios de leyes como la de Asociaciones Sindicales, o la propia Constitución Nacional. Podemos mencionar, entre otras cosas, que las sanciones que van desde el apercibimiento hasta el despido sin necesidad de instrucción sumarial, y con el sólo hecho de invocar la “falta de confianza”. Hasta se dan el lujo de incluir cuestiones como la Carrera Administrativa, Evaluación de Desempeño y Capacitación, que fueron hartamente debatidas en el ámbito de la Comisión de Carrera Permanente (órgano paritario compuesto por representantes de la patronal y de los trabajadores) y que en este Reglamento, dicho órgano, es borrado de un plumazo con la única autoridad interviniente que es la Dirección de Recursos Humanos (la propia patronal en forma única).

 

Puede parecer poco, pero hay más. Desde hace casi ya 3 años, funciona en la Ciudad de Bs As un Call Center privado que atiende parte de las llamadas que se realizan al servicio 130 de ANSES. Si le agregamos esto a la terciarización del servicio de limpieza, y del servicio médico antedicho; tenemos una clara tendencia terciarizadora de corte neoliberal propio de la década del ’90, de la que permanentemente escuchamos diferenciarse al Gobierno Nacional.

 

Cualquiera puede pensar que esto es suficiente, pero para los que conducen ANSES no lo es.

 

Debemos agregar:

 

* Presión laboral permanente a través del POA ("si nollegás, no cobrás"), con metas que no se condicen con la realidad de inicio de trámites pero que finalmente les sirve como herramienta de presión.

 

* Intención de modificar las formas de trabajo planteando una polifuncionalidad donde todos hacen todo, atentando contra la especificidad de las funciones y contra la movilidad dentro de la carrera administrativa a la que los trabajadores puedan acceder.

 

* Suspensión de la cobertura de servicio de urgencias en todas sus oficinas tanto para empleados como para el público

 

* Descuento permanente del salario ya sea por impuesto a las ganancias o por los informes del servicio médico, registrando faltas injustificadas a discreción pasando por encima de lo prescripto por el médico de cabecera.

 

* Disciplinamiento permanente de los trabajadores que manifiestan sus reclamos a través del uso habitual (abuso) del descuento de los días, horas y minutos de Paro y Asambleas.

 

 

Es por todo esto que desde ATE nos encontramos en estado de ALERTA y MOVILIZACIÓN debido a que no dejaremos pasar un ajuste interno que provoque mayor presión laboral, mayor persecución y miedo entre los compañeros, y con condiciones de trabajo inadecuadas tanto para el trabajador como para el beneficiario que concurre a realizar sus trámites.

 

Última actualización el Martes, 11 de Junio de 2013 12:23