Horarios

HORARIO GREMIAL: Lunes a viernes de 8 hs. a 17 hs.

HORARIO ADMINISTRATIVO: Lunes a viernes de 8 hs. a 15 hs.

Coseguro: presentacion del 1 al 18 de 9:30 a 14:30hs.
(dia 19 no se recibe ni se reintegra)

Cobro del coseguro: del 20 al 28 de 11:30 a 14:30 hs.


CENTRO DE JUBILADOS

De lunes a viernes de 10 a 14hs

Presidente: Agustin Vargas

Tel: 0223-155938605


ATE MIRAMAR


ATE BALCARCE

Calle 19 Nº 478 e/12 y 14


DPTO. de SALUD LABORAL

Todos los Jueves de 10 a 16hs
saludlaboral@atemdp.org.ar

ninguna


CTA
Salario NO ES ganancia PDF Imprimir E-mail
Escrito por CTA   
Martes, 20 de Marzo de 2012 18:37

EL TRABAJO ASALARIADO NO PRODUCE RENTAS NI ENRIQUECIMIENTO. NO DEBE RETENERSE IMPORTE ALGUNO EN CONCEPTO DE IMPUESTO A LAS GANANCIAS

 

Afirmamos rotundamente que los trabajadores que perciben salario, sea por día, por semana, por quincena o por mes, sean jornaleros o mensualizados, perciban ingresos fijos o no, NO ESTÁN LEGALMENTE OBLIGADOS A QUE SE LES DESCUENTE importe alguno en concepto de Impuesto a las Ganancias.

 

Por lo tanto, ese ingreso periódico (continuo o discontinuo) no puede ser susceptible de retenciones por pago del Impuesto a las Ganancias, porque no es un enriquecimiento ni puede asimilarse a ello. Opinamos que no debe descontarse ni a los que perciben un ingreso menor al “tope” establecido por la AFIP, ni a los que lo superen.

El fundamento por el cual se obliga a los empleadores a retener este impuesto es contrario a la propia ley. Se califica allí a lo que se llama “ganancia” como: “Los rendimientos, rentas o enriquecimientos susceptibles de una periodicidad que implique la permanencia de la fuente y su habilitación”.

 

Veamos de qué se trata. La Real Academia Española, define estas tres palabras del siguiente modo:

 

  • RENDIMIENTOS: “Producto o utilidad que da una cosa”.
  • RENTA: “Utilidad, producto o beneficio que rinde anualmente una cosa o que paga un arrendatario en dinero o en frutos”.
  • ENRIQUECIMIENTOS: Hacer rica a una persona, nación, comarca, industria, fábrica u otra cosa. Hacerse uno rico. Prosperar notablemente un país, una empresa, etc”.

 

Para completar los fundamentos de este breve análisis, digamos que “el trabajo asalariado” (es decir, el trabajo en relación de dependencia), es “ocuparse en algún ejercicio, obra, cargo u oficio; poner esmero y empeño para vencer algo, dependiendo de otro (sea un empleador individual, un empresario o sociedad) que paga una determinada cantidad de dinero, que puede provenir de un acuerdo previo entre ambas partes, o de un convenio colectivo, o de determinaciones oficiales o del uso y la costumbre”. En resumen, es el pago de la fuerza de trabajo que pone el empleado a disposición del empleador.

Leer más...
 
No a la Ley Antiterrorista PDF Imprimir E-mail
Escrito por ATE-CTA   
Miércoles, 15 de Febrero de 2012 22:19


BASTA DE CRIMINALIZAR

LA PROTESTA SOCIAL


La Ley Antiterrorista, publicada el 28 de diciembre de 2011, incorpora al Código Penal un nuevo agravante para cualquier delito que fuera cometido con la finalidad de generar terror en la población o de obligar a un gobierno a adoptar o abstenerse de tomar determinada decisión. En estos casos se eleva la pena aplicable al doble de la pena mínima y de la máxima. La excusa de esta ley es prevenir, investigar y sancionar actividades delictivas con finalidad “terrorista”. Sin embargo, la amplitud con que se definen dichas finalidades es enorme, por lo que la gran mayoría de las acciones de protesta social podrán, potencialmente, ser calificadas como “terroristas” o encuadrar dentro de las previsiones de esta ley.


leyantiterrorcta
marcha ley antiterrorista 1
noaleyantit
noaleyantit2
noaleyantit3


No se trata de una preocupación en abstracto. Leyes muy similares a estas se utilizan habitualmente en Chile, para acusar por terrorismo a los miembros de las comunidades mapuches que luchan por la defensa de su territorio y de sus costumbres. Los pobladores de Belén, en la provincia de Catamarca, que rechazan la megaminería de la empresa Bajo La Alumbrera ya conocen la aplicación de esta ley.


Entre las situaciones absurdas por lo ilógico, pero extremadamente graves por sus consecuencias en la práctica pueden citarse las siguientes:


- Actualmente la pena prevista por una usurpación es de 6 meses a 3 años, pero si se considera que tiene una finalidad terrorista (por ejemplo, para frenar procesos de desmonte) la pena pasaría a ser de 1 a 6 años, introduciendo así el riesgo de la prisión efectiva;

- Este proyecto implicaría nuevas desproporciones en la escala penal: “por ejemplo, quien cometiera un hurto en el contexto de una conmoción pública podría recibir una condena mayor que la que corresponde a un policía que ocasionara torturas”.

- Esta reforma genera condiciones para una mayor criminalización de la protesta social, ya que amplía las figuras penales y aumenta notablemente las penas respecto de actos que constituyen la sustancia de las estrategias de reivindicación de derechos en la práctica. Los piquetes, las movilizaciones, las huelgas con permanencia en el establecimiento, la resistencia a desalojos, entre otros, quedarán sujetos a la discrecionalidad de que un juez los califique como “terroristas”. Sobrados ejemplos tenemos de magistrados posicionados ideológicamente en actitudes represivas y antipopulares, y más aún aquellos que han sido participes o cómplices de la dictadura militar como Pedro Federico Hoft en nuestra ciudad.


En la actualidad numerosos dirigentes sociales y políticos enfrentan causas penales como consecuencia del legítimo ejercicio de los derechos constitucionales. De ello pueden dar cuenta, entre muchos otros, los trabajadores del Ferrocarril Sarmiento en Buenos Aires, los trabajadores de la empresa Kraft – Terrabusi en la provincia de Buenos Aires, los trabajadores estatales de la provincia de Mendoza, los trabajadores docentes de la provincia de Santa Cruz, los trabajadores del azúcar de la provincia de Salta. Hoy a partir de la promulgación de la ley, quienes realicen acciones similares deberán enfrentar, potencialmente, la acusación como “terroristas”. Desde el Gobierno Nacional se ha sostenido que durante la última década los luchadores sociales no han debido enfrentarse a la justicia penal. Los ejemplos citados anteriormente desmienten esta afirmación. Y aun así, cabe destacar que esta ley trasciende los límites del actual gobierno, y se constituye en una herramienta formidable de todas aquellas autoridades estatales que quieran limitar la protesta social.


La ley no sólo penaliza una vez producido el aparente delito, sino peor aún otorga al Poder vía libre para la represión y criminalización de la protesta social, con el objetivo de frenar y amedrentar al Pueblo en su justa lucha en defensa de los recursos naturales, por salario y trabajo dignos, por tierra y vivienda, por salud y educación públicas, por el 82% que dignifique a los mayores, por la democratización de las prácticas sindicales, contra la trata de personas, por el juicio y castigo a los genocidas, por la preservación del hábitat y ambiente, entre otras.


El Estado Nacional privilegió, en este punto, sus relaciones con el poder financiero internacional por sobre el ejercicio de las acciones de protesta social que puedan llevar adelante todo tipo de organizaciones sociales en nuestro país (sindicatos, organizaciones de campesinos y pueblos originarios, organismos de derechos humanos, estudiantiles, movimientos sociales), precisamente aquellas que, desde 1976 en adelante, han sido quienes han encabezado los procesos de resistencia popular ante la profundización de los programas de ajuste, hoy llamado “sintonía fina”. Encontrarnos movilizados en contra de la criminalización y judicialización de la protesta, derogando la Ley Antiterrorista es un deber indelegable en defensa de nuestras libertades.


“Cuando no les alcance con la amenaza de volver a crisis pasadas.

Cuando ni siquiera el miedo a viejas muertes o a fracasos dolorosos, les sirva.

Cuando entre la resignación y el posibilismo renazca la eterna flor de la rebelión.

El día que nos convoquemos a abrir las puertas que encierran a los condenados, y a los locos y a las locas de tanto esperar.

Cuando hagamos un ejército con esos olvidados, con los disconformes, con los mutilados, con los que no fueron vencidos ni en la derrota.

Cuando transformemos en bandera esos sueños que resistieron las requisas de los defensores de la realidad.

Cuando nuestros muertos queridos dejen de habitar el pasado y sean el abono de nuestro futuro.

Ese día... no habrán más falsas divisiones, ni leyes antiterroristas que nos detengan”


Convocan: CTA Reg. Gral.Pueyrredón-Balcarce-Mar Chiquita; Federación Universitaria Marplatense;  Sindicato Luz y Fuerza Mar del Plata; Asociación Trabajadores del Estado; Asociación Judicial Bonaerense; CICOP; Sindicato de Faenadores de Aves; Mesa de Jubilados y Pensionados CTA; Agrupación Azul y Blanca SUTEBA; Agrupación Nueva Fuerza A.J.B.; Centro de Estudiantes de Humanidades, Arquitectura, Cs. Económicas, Ingeniería, Cs. De la Salud y Exactas; Movimiento Sur; HIJOS Mar del Plata; C.C.C.; Barrios de Pie; Multisectorial dela Mujer; Colectivo Las Juanas; Mar de Lucha; Unión de Pequeños Productores; Movimiento Tierra y Vivienda; Foro Argentino de la Deuda Externa; Juventud CTA; Jóvenes de Pie; Juventud del GEN; Juventud del PS; J.C.R.; Unidad-Cepa; Partido Proyecto Sur; MST en Proyecto Sur; PCR; PSA; Unidad Popular; Libres del Sur; PS; Partido Comunista, Partido Obrero, Polo Obrero, Unión de Juventudes por el Socialismo, PTS, Juventud del PTS, Frente Popular Darío Santillán, CAUCES, Grupo Académico, Agrup. Marrón SUTEBA.

 

Última actualización el Viernes, 17 de Febrero de 2012 11:37
 
«InicioPrev12345PróximoFin»

Página 5 de 5
 

Compartí este contenido

Libros en venta

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Asociación Trabajadores del Estado - Seccional Mar del Plata - 20 de Septiembre 1342 - Tel: 472-4135 / 155-231488